domingo, 18 de noviembre de 2007

El arte de la momificación

El arte de la momificación se desarrolló en paracas necrópolis. Los cadáveres antes de ser enterrados tenían que pasar por un proceso de momificación. En este proceso se deshacían de los órganos y partes del cuerpo del cadáver, también los quemaban y los reducían a un tamaño mínimo para que lo enterraran. Lo cual debió estar relacionado con creencias de ultratumba. Los Paracas pensaban que había vida después de la muerte. El clima seco del desierto resulta un ambiente ideal para la conservación de estas momias.

Generalmente, colocaban al cadáver en posición fetal y luego lo envolvían con muchos mantos hasta convertirlo en un fardo funerario dentro de estos colocan abanicos de plumas, collares de conchas, espejos de obsidiana, diademas, armas, penachos, bastones, narigueras, vestimenta, comestibles y hasta pequeños animales disecados como monos, loros o perros. Cuando la persona era importante la envolvían con textiles más coloridos y más cantidad de textiles.

En conclusión, los Paracas creían mucho en la vida después de la muerte y se preparaban para eso.

1 comentario:

AniShinka Tagochi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.